Menú
ES

Inadmisible: se filtran en internet fotos íntimas tomadas por un robot aspirador

Aunque no seas un aficionado a la tecnología, lo más probable es que tengas algunos dispositivos "inteligentes" en casa. Un robot aspirador, el mejor amigo del hombre moderno, es probablemente uno de ellos. La cuestión es que no sólo pueden friegar el suelo, sino también robar tus datos.

Las políticas de privacidad de la mayoría de los robots permiten al fabricante recopilar tu información para optimizar tus servicios y productos, si das tu permiso. Pero, ¿quién no quiere que su aspiradora mejore cada día en la recogida de cacas de perro, en evitar los cables o no quedar atrapado debajo de la cama? ¿Y cuánta gente lee realmente la política de privacidad antes de hacer clic en "Acepto"? Además, cabe esperar que un algoritmo imparcial procese los datos recogidos, o al menos que estos datos se mantengan en posesión del fabricante y no se compartan con todo Internet. Sin preucupaciones.

iSpy: cómo un robot aspirador filtró fotos íntimas

Pero todo eso es cierto sólo en parte. Aunque la Inteligencia Artificial va camino de sustituir a los humanos de una vez por todas, aún no alcanzó esta posición. MIT Technology Review reveló que el principal fabricante de robots aspiradores, iRobot, contrató a un tercero para analizar y catalogar los datos recogidos por la versión de desarrollo de sus robots de la serie Roomba j7. iRobot compartió los datos con una startup llamada Scale AI, que a su vez los compartió con subcontratistas independientes en Venezuela que los compartieron en... Facebook y Discord.

Estos empleados mal pagados se encargaban de catalogar los muebles y otros objetos que captaban las cámaras de Roomba. La mayoría de las imágenes a las que MIT Technology Review tuvo acceso en grupos privados de redes sociales eran inofensivas: mostraban puertas, estanterías, armarios, lámparas, encimeras, etc. Pero varias imágenes eran mucho más inquietantes: una mujer sentada en el retrete, con la cara visible, o un niño tumbado en el suelo, mirando directamente a la cámara, con la cara al descubierto.

La filtración ha llevado a una empresa a echar la culpa a la otra. iRobot acusó a Scale AI de incumplir su contrato al permitir la publicación de las imágenes. Scale AI, por su parte, acusó a los trabajadores venezolanos de incumplir sus contratos.

Se podría argumentar que iRobot fue víctima de un contrato con una empresa poco fiable. De hecho, si el tercero no hubiera cometido el error de publicar las fotos en las redes sociales, nada habría salido a la luz. Pero el problema va mucho más allá de un grupo de trabajadores que aún no han comprendido el concepto de privacidad: se trata de cuántos datos obtienen de nosotros las empresas tecnológicas y con quién los comparten.

Una cuestión de consentimiento

En su defensa, iRobot alegó que el modelo que captó las imágenes comprometedoras no se vendía en tiendas, sino que sólo se distribuía entre "coleccionistas y empleados". Estas personas, alegó iRobot, dieron su consentimiento para que sus datos, incluidos los vídeos, se utilizaran para el entrenamiento de Inteligencia Artificial. Sin embargo, iRobot no reveló si los voluntarios sabían que los humanos accederían a sus datos íntimos. El formulario de consentimiento sólo mencionaba que los datos se compartirían con "proveedores de servicios ", según el MIT Review.

iRobot admitió que compartió imágenes recogidas por sus cámaras con varios proveedores de servicios, no sólo con Scale AI, un total de unos 2 millones de imágenes. Según iRobot, antes de compartir los datos, filtran las imágenes en las que los usuarios aparecen desnudos o expuestos de algún modo. Sin embargo, la empresa no explicó por qué se compartió la imagen de la mujer sentada en el retrete.

Lo que sabe de ti tu robot aspirador

iRobot afirma que no espía a los consumidores comunes. Pero, técnicamente, nada les impide recopilar grandes cantidades de información precisa de los hogares de usuarios que ni siquiera sospechan que esto esté ocurriendo.

En primer lugar, los robots aspiradores recopilan todos estos datos cuando mapean su casa, es decir, crean un mapa detallado de todas las habitaciones de su hogar durante la limpieza inicial. El mapa ayuda al robot a comprender la distribución de la casa para que no limpie dos veces el mismo sitio o se quede en una esquina. Cuanto más avanzada sea la tecnología cartográfica, más eficaz será la limpieza. En el caso del modelo j7 de iRobot, la aspiradora recoge estos datos con la ayuda de una cámara de inteligencia artificial, una alternativa moderna a la tecnología de mapeo por giroscopio y acelerómetro que utilizan modelos más baratos. Estar equipado con una cámara no sólo da al robot aspirador una ventaja sobre sus competidores "ciegos", sino que también conlleva riesgos evidentes para la privacidad, ya que puede ver todo lo que ocurre a su alrededor y hacer fotos.

Así, el modelo Roomba j7+ de iRobot puede reconocer y hacer fotos de los desaguisados de tus mascotas o cables por sí solo y enviarlas directamente a tu smartphone a través de una app, si das permiso. También puede optar por compartir sus datos con iRobot. En este caso, las imágenes se cifrarán y se enviarán a la empresa, donde un empleado humano las examinará. En el caso de imágenes de personas, la aspiradora debe apagar la cámara automáticamente si se ve a una persona o una imagen de una persona. Pero, como se desprende del informe de MIT Review, esta herramienta de seguridad no siempre funciona.

Los robots aspiradores aprendieron a identificar y evitar la caca de las mascotas
Foto: YoonJae Baik/Unsplash

Esta tecnología permite a los robots aspiradores recopilar valiosa información sobre tu vida cotidiana que puede ser muy útil para terceros, incluidas las empresas de publicidad. Y esto no sólo incluye el tamaño de tu casa, el número de habitaciones, la existencia de una mascota (y esto en sí mismo sería algo muy raro de compartir con extraños). La aspiradora también puede obtener información sobre tu rutina diaria. Con iRobot OS, un sistema operativo en la nube para robots aspiradores, puedes configurar el aspirador para que empiece a limpiar automáticamente cuando salga de casa y se detenga cuando vuelva. El robot también puede emparejarse con asistentes de voz como Alexa de Amazon, Siri de Apple y Google Assistant para que responda a órdenes de voz.

Dado que iRobot OS está basado en la nube, toda esta información puede ser potencialmente accedida por empleados malintencionados o compartida con terceros, como las autoridades, por ejemplo. Y la cantidad de información que puede captar un robot aspirador es asombrosa. Colin Angle, CEO de iRobot, declaró a The Verge en mayo que los aspiradores j7 detectaron alrededor de 43 millones de objetos en los hogares y aprendieron a identificar y evitar 80 objetos individuales hasta la fecha. Esto significa básicamente que el fabricante tiene acceso a un auténtico tesoro de datos. Las preguntas que quedan son: ¿se compartirá? ¿Y con quién?

Amazon e iRobot: el infierno de la privacidad

Quizá no sea casualidad que, poco después de que iRobot optimizara su sistema de navegación y volviera a empaquetar su software en la nube, Amazon mostrara su interés por el producto. En agosto de este año, las empresas firmaron un acuerdo de fusión, por el que Amazon pagará 1.700 millones de dólares por iRobot. El acuerdo, que aún debe ser aprobado por los reguladores, es una bomba para los defensores de la privacidad.

Varias organizaciones centradas en la privacidad de los datos, entre ellas la Electronic Frontier Foundation, pidieron al regulador estadounidense que bloqueara la adquisición, afirmando que las posibles consecuencias de la fusión entre Amazon e iRobot "destruirían la privacidad de los consumidores".

"Asociar los dispositivos de iRobot al ya intrusivo sistema doméstico de Amazon da pie a una recopilación de datos aún mayor por parte de los dispositivos domésticos interconectados, ya que estos datos podrían incluir detalles privados sobre nuestros hábitos y nuestra salud, un peligro para los derechos humanos y la seguridad" dice la carta.

De hecho, iRobot se entusiasmó con la idea de compartir datos con los gigantes tecnológicos incluso antes del acuerdo con Amazon. En 2017, el CEO de iRobot, Angle, dijo que su compañía podría compartir mapas de los hogares de los consumidores gratis con Amazon, Apple y Google si los consumidores lo permiten.

Vale la pena señalar que la adquisición pendiente de iRobot por parte de Amazon es sólo una parte de una tendencia mucho mayor y, se podría decir, nefasta.

El año pasado, Google compró la empresa de seguimiento de actividad física Fitbit por 2.100 millones de dólares, lo que generó el mismo tipo de preocupaciones sobre la privacidad. Finalmente, Google aceptó almacenar los datos de Fitibit por separado y no utilizarlos en sus anuncios durante al menos 10 años, hasta que el acuerdo de adquisición sea revisado por la Comisión Europea. Depende de ti decidir si quieres o no confiar en Google, pero es un hecho que cuando se trata de privacidad, el pasado nos enseña mucho.

Mejoran los sensores, pero empeoran los problemas de privacidad

Además de los robots aspiradores con cámara, también hay robots aspiradores que utilizan un láser invisible para recoger información detallada sobre el tamaño de las habitaciones y sus posibles obstáculos. Esta tecnología punta se denomina LiDAR, que significa "Light Detection and Ranging" (detección de luz y alcance) y es considerada como "el mejor estándar de navegación para robots aspiradores". Los robots con láser suelen ser más precisos que los que llevan cámaras y suelen ser mucho más rápidos. Aunque no pueden captar la misma cantidad de datos visuales, también suponen una amenaza para la privacidad.

Investigadores descubrieron que los dispositivos que utilizan tecnología LIDAR pueden ser hackeados mediante la recopilación de datos de audio. Aunque no tengan micrófonos físicos instalados, estos robots aspiradores pueden reconfigurarse para que "espíen conversaciones y revelen potencialmente información privada" concluyen los investigadores de las universidades de Maryland y Singapur. En la publicación titulada Robot aspirador espía: escuchando a través de sensores Lidar, los investigadores describieron cómo utilizaron una aspiradora Xiaomi Roborock para grabar conversaciones y música con una precisión superior al 90%.

Los robots aspiradores disponen de sensores avanzados que ayudan a explorar el entorno para evitar obstáculos
Foto: Elena Mozhvilo/ Unsplash

Los sensores están destinados a mejorar con el tiempo, a medida que aumenta la demanda de una limpieza más precisa y eficaz. Nadie quiere que su aspiradora se enrede con cables o comedores de mascotas, ¿verdad? Pero, por desgracia, esto significa un aumento de la capacidad de seguimiento de los hogares. Además, para una mayor precisión, algunos fabricantes se plantean instalar varias cámaras en un mismo dispositivo (por ejemplo, en la parte frontal y superior), o utilizar tanto una cámara como un sensor láser para la navegación. Todo ello les permitiría recopilar aún más datos.

Reducción de daños

Los dispositivos conectados a Internet suponen una amenaza real para la privacidad, y los robots aspiradores no son una excepción a esta regla. Y es que, a diferencia de los asistentes de voz y los timbres inteligentes (que son dispositivos fijos), los robots aspiradores pueden moverse por las habitaciones y, en algunos casos, hacer fotos dentro de tu propia casa. Esto los hace aún más peligrosos cuando se trata de la privacidad.

Por mucho que los fabricantes aseguren que toman todas las precauciones para que no se filtre información confidencial del usuario, los sistemas de seguridad pueden fallar, como vimos en el caso de Roomba. Así que la elección de uno de ellos pasa por la privacidad y la seguridad, por un lado, y la practicidad, por otro.

La opción ideal para priorizar la privacidad sería abandonar de una vez por todas la aspiradora inteligente y sustituirla por un friegasuelos comun, de las que hay que usar manualmente. Sin embargo, por mucho que esta opción sea más segura y barata, requiere más esfuerzo y tiempo. Así que, si estás dispuesto a sacrificar un poco de intimidad por más practicidad, es importante conocer los riesgos que conlleva y seguir algunas normas básicas:

  • Opta por marcas de confianza con servicio técnico posventa para que tus datos estén menos expuestos a posibles descuidos;

  • Lee atentamente la política de privacidad y las Condiciones de Servicio (CdS) y presta mucha atención a los puntos sobre privacidad. Es posible que algunas funciones no funcionen a menos que aceptes compartir ciertos datos, pero otras pueden no ser esenciales. No aceptes compartir más datos de los necesarios para el funcionamiento de tu dispositivo;

  • Solemos recomendar el uso de filtros DNS para bloquear el acceso a servidores de anuncios y sitios web que contengan rastreadores. Sin embargo, cuando la recogida de datos forma parte de la funcionalidad del dispositivo, no puede restringirse sin perjudicar su funcionamiento. Esto se aplica no solo a los robots aspiradores, sino también a otros dispositivos IoT, como los asistentes inteligentes.

¿Te gustó esta publicación?
Al descargar los comentarios, aceptas los términos y políticas

AdGuard
para Windows

AdGuard para Windows es más que un bloqueador de anuncios. Es una herramienta multipropósito que bloquea anuncios, controla el acceso a sitios peligrosos, acelera la carga de páginas y protege a los niños del contenido inapropiado.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Más información

AdGuard
para Mac

AdGuard para Mac es un bloqueador de anuncios único diseñado teniendo en cuenta las especificaciones de macOS. No solo proporciona protección contra los anuncios en aplicaciones y navegadores, sino que también te protege contra rastreadores, phishing y fraude.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Más información

AdGuard
para Android

AdGuard para Android es una solución perfecta para los dispositivos Android. A diferencia de la mayoría de los bloqueadores de anuncios, AdGuard no requiere acceso root y ofrece una amplia gama de opciones de gestión de aplicaciones.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard
para iOS

El bloqueador de anuncios más avanzado para Safari: hace que se olvide de los anuncios emergentes, acelera la carga de la páginas y protege tus datos personales. Una herramienta manual de bloqueo de elementos y configuraciones altamente personalizables te ayudan a adaptar el filtrado a tus necesidades exactas.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

Extensión de navegador AdGuard

¡AdGuard es la extensión para bloqueo de anuncios más rápida y ligera que bloquea eficazmente todo tipo de anuncios en todos sitios web! Elige AdGuard para tu navegador y disfruta de una navegación rápida, segura y sin anuncios.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5

AdGuard para Safari

Las extensiones de bloqueo de anuncios para Safari están teniendo dificultades desde que Apple comenzó a forzar a todos a usar el nuevo SDK. La extensión de AdGuard devuelve el bloqueo de anuncios de alta calidad a Safari.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Disponible en la
App Store
Descargar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia

AdGuard Home

AdGuard Home es un software a nivel de red para bloqueo de anuncios y rastreadores. Después de configurarlo, funcionará en TODOS tus dispositivos sin necesidad de instalar ningún software adicional en cada uno de ellos. Con el auge del IoT (Internet de las cosas) y del número de dispositivos conectados, se vuelve cada vez más y más importante controlar toda la red.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5

Bloqueador de contenido AdGuard

Bloqueador de contenido AdGuard eliminará todo tipo de anuncios en navegadores móviles que soportan la tecnología de bloqueo de contenido como Samsung Internet y Yandex.Browser. Es más limitado que AdGuard para Android, pero es gratis, fácil para instalar y proporciona un bloqueo de anuncios de alta calidad.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Más información

Asistente de AdGuard

Una extensión de navegador complementaria para las aplicaciones de escritorio AdGuard. Ofrece acceso en el navegador a las características como el bloqueo de elementos personalizado, lista de permitido de un sitio web o el envío de un informe.
Reseñas de usuarios: 21442
4,7 de 5
Asistente para Chrome ¿Es tu navegador actual?
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Asistente para Firefox ¿Es tu navegador actual?
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Asistente para Edge ¿Es tu navegador actual?
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Asistente para Opera ¿Es tu navegador actual?
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Asistente para Yandex ¿Es tu navegador actual?
Instalar
Al descargar el programa, aceptas los términos del acuerdo de licencia
Asistente para Safari ¿Es tu navegador actual?
Si no puedes encontrar tu navegador, prueba la versión legacy del asistente, que puedes encontrar en la configuración de la extensión AdGuard.
Descargando AdGuard Para instalar AdGuard, haz clic en el archivo indicado por la flecha Selecciona "Abrir", haz clic en "Aceptar" y después espera a que se descargue el archivo. En la ventana que se abra, arrastra el icono AdGuard a la carpeta de "Aplicaciones". ¡Gracias por elegir AdGuard! Selecciona "Abrir", haz clic en "Aceptar" y después espera a que se descargue el archivo. En la ventana que se abra, haz clic en "Instalar". ¡Gracias por elegir AdGuard!
Instala AdGuard en tu dispositivo móvil